Un verano inolvidable: Aprendizaje fuera del aula

Cuando+S%C3%A1nchez+estaba+fuera+del+laboratorio%2C+siempre+se+la+pod%C3%ADa+encontrar+dando+presentaciones+sobre+el+sistema+de+coral+a+los+campista+los+cuales+le+fascinaba+tocar+los+corales.
Back to Article
Back to Article

Un verano inolvidable: Aprendizaje fuera del aula

Cuando Sánchez estaba fuera del laboratorio, siempre se la podía encontrar dando presentaciones sobre el sistema de coral a los campista los cuales le fascinaba tocar los corales.

Cuando Sánchez estaba fuera del laboratorio, siempre se la podía encontrar dando presentaciones sobre el sistema de coral a los campista los cuales le fascinaba tocar los corales.

Lia Sanchez

Cuando Sánchez estaba fuera del laboratorio, siempre se la podía encontrar dando presentaciones sobre el sistema de coral a los campista los cuales le fascinaba tocar los corales.

Lia Sanchez

Lia Sanchez

Cuando Sánchez estaba fuera del laboratorio, siempre se la podía encontrar dando presentaciones sobre el sistema de coral a los campista los cuales le fascinaba tocar los corales.

Natalie Abrahantes, Staff Writer

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






El curso escolar pasado, los estudiantes de décimo y undécimo grado se reunieron en el auditorio donde la Sra. Suárez presentó el nuevo programa de pasantías. El cual fue ofrecido a los estudiantes en el programa de Bachillerato Internacional (IB) y la academia de finanzas (NAF). Anteriormente, los estudiantes de NAF tenían que completar una pasantía para graduarse; sin embargo IB nunca ha dado la posibildad de completar un internado con la ayuda de la escuela. Por esta razón, la Sra. Van Wyk y la Sra. Suárez decidieron comenzar a ofrecer este programa a los estudiantes que buscaban una experiencia de aprendizaje en la vida real. Para entregar su solicitud inicial, los estudiantes debían haber alcanzado un promedio mínimo de calificaciones de 3.0, no haber superado la regla 10/20 y no haber tenido suspensiones. Ademas de estos requisitos académicos, los participantes del programa tenían que residir en el condado de Miami Dade y estar dispuestos a completar los cursos y la documentación necesaria.

Más de 150 alumnos presentaron sus solicitudes preliminares; a medida que el proceso continuó, los números disminuyeron hasta que quedaron 40 estudiantes ya que los demás no cumplían los requisitos. Estos finalistas participaron en un taller de creación de currículums y completaron un curso de Odysseyware, el cual discutió temas como la profesionalidad en el lugar de trabajo. Después de completar todos los cursos requeridos, los estudiantes comenzaron a buscar pasantías utilizando un sitio web proporcionado por el condado de Miami Dade que les permitía elegir entre una gran cantidad de trabajos en la comunidad. Asistieron a sus trabajos del 1 de jul. al 2 de agosto y se les pagó por un período de cinco semanas. En general, este programa de pasantías le permitió a los estudiantes salir del aula y aprender valiosas habilidades para la vida que de otro modo no habrían aprendido en un entorno escolar. 

Lia Sanchez 

Sanchez tomó este programa como la manera perfecta de continuar su amor por la ciencia más allá del aula. Siendo su último verano como estudiante de secundaria, ella vio esta oportunidad como una forma de hacer algo único antes de irse a la universidad. Anteriormente, se había ofrecido como voluntaria en el Museo Frost tanto en sus años the freshman y sophomore, por lo que decidió sumergirse aún más en este museo completando su internado de verano allí también. Un día normal para Sánchez en el museo no fue nada fácil, sus responsabilidades incluían mantener los sistemas experimentales de coral y hablar con los numerosos invitados del museo que asistieron al laboratorio. A lo largo de su internado Sánchez habló con 2,627 personas. Siendo la única empleada que hablaba español, se encontró adquiriendo habilidades de comunicación científica en dos idiomas y aprendiendo a transmitir de manera efectiva los hechos a las personas que preguntaban sobre el proyecto de investigación.

“Quiero seguir una carrera STEM, por lo que la experiencia que obtuve como pipetear, extraer ADN, tomar muestras de coral y crear clones de corales padres, es muy valiosa para mí” senior Lia Sanchez dijo. 

Sánchez está muy agradecida por la oportunidad que le ha brindado este programa, ya que le enseñó que es más capaz de lo que creía originalmente. La multitarea entre hablar con los visitantes del museo y ayudar a realizar investigaciones no fue una tarea fácil, pero ella lo manejó sin problemas. Este programa le ha permitido tener más confianza en su capacidad para tomar información que aprende en el aula y aplicarla al mundo que la rodea.

Miguel Lemus 

Cansado de pasar sus veranos tomando clases de doble inscripción y haciendo horas comunitarias, Miguel Lemus vio este programa de pasantías como la forma perfecta de salir al mundo real y obtener experiencia laboral y al mismo tiempo salir de su zona de confort. Para Lemus, el internado en el Museo Frost fue una bendición disfrazada, inicialmente no estaba entusiasmado con el internado allí ya que no era el lugar que tenía en mente. No obstante, decidió aprovechar esta oportunidad y aprender algo nuevo de ella. En un día normal estaría en el museo de 7 a.m. a 6 p.m., para cualquier otro estudiante despertarse tan temprano no sería una tarea fácil, especialmente durante el verano, sin embargo, a Lemus le gustaba ir a trabajar. La capacidad de conocer a tantas personas de diferentes orígenes y estudiantes de diferentes universidades era algo que no hubiera podido hacer de otra manera. Lemus fue colocado en un aula con aproximadamente 30-38 estudiantes en lo que su trabajo principal era mostrarles las diferentes exposiciones en el museo y planificar actividades para ellos.

“Al ser alguien que nunca ha sabido qué campo profesional quiere seguir, ser parte de este programa me ha permitido aprender sobre un lugar de trabajo al que me gustaría ir en el futuro” senior Miguel Lemus dijo.

Nataly Toledo

De manera similar a sus compañeros, Nataly Toledo utilizó este programa nuevo que la escuela estaba ofreciendo como una forma de adquirir experiencia laboral en forma de un internado pago. Cuando Toledo se enteró de esta oportunidad, rápidamente entregó su aplicación preliminar y poco después de completar las fases restantes del proceso de solicitud, comenzó a aplicar para empleos. Al principio estaba muy preocupada que ninguna pasantía la seleccionaría pero Toledo fue sorprendida cuando un consultorio médico en Coral Gables le ofreció un trabajo. En un día normal, ella estaba bastante ocupada archivando las historias clínicas de los pacientes, ingresando cheques y enviando facturas, todo lo cual le permitió conocer el funcionamiento en una oficina de un médico. Debido a su trabajo estelar, Toledo fue ofrecida una posición para el próximo año escolar.

Este programa de prácticas profesionales de verano permitió a los estudiantes de Coral Gables aprender más allá del ambiente de una aula y al mismo tiempo obtener una valiosa experiencia laboral que sin esta oportunidad no hubiera sido posible. Este mismo programa se ofrecerá durante el año escolar 2019-2020 para permitir que más estudiantes aprovechen de esta posibilidad. 

Print Friendly, PDF & Email