Hackers se apoderan del 911

Hackers+se+apoderan+del+911

Sophos

Paula Gonzalez, Staff Writer

Las redes de respuesta de emergencia de los Estados Unidos siguen siendo peligrosamente vulnerables a los criminales empeñados en filtrarse en las infraestructuras críticas del país. Recientemente, telefonistas del servicio de emergencia de Baltimore fueron impedidos de enviar mensajes automatizados y tuvieron que conseguir el trabajo hecho manualmente debido a un servidor pirateado.

El director de tecnología de información para Henry County, Tennessee, experimento una intrusión similar en junio de 2016, en uno de los primeros ataques de ‘ransomware’ en un centro de 911 llamadas. Los hackers habían cerrado sistema de despacho automatizado del centro y exigieron más de $2.000 en bitcoin para encenderla. Al negar el pago, el personal rastreó las llamadas de emergencia con lápiz y papel durante tres días como mientras era reconstruido el sistema.

WTHR
Hackers tienen como blanco a centros de 911 por los diferentes estados de US

Casi dos años más tarde, ataque ransomware en Baltimore sirve como otro recordatorio de que las redes de respuesta de emergencia de los Estados Unidos siguen siendo peligrosamente vulnerables a los criminales de infraestructura crítica del país ya sea por dinero, o algo más nefasto.

“Me parece que si no se toma acción con respecto a está situación muchas personas resultaran afectadas,” sophomore Luis Gonzalez dijo.

Ha habido 184 ataques cibernéticos en los gobiernos locales y agencias de seguridad pública en los últimos 24 meses, según una recopilación de incidentes por la firma de seguridad cibernética SecuLore soluciones. Esto incluye a Atlanta, que fue víctima de un ataque de ransomware un par de días antes de Baltimore. Durante más de 12 horas, más de una docena de centros de llamadas 911 en de Estados Unidos están paralizados por un ataque cibernético, según The Wall Street Journal. El ataque utiliza llamadas “zombie” para saturar los sitemas, a veces con cientas de llamadas. El ataque tuvo lugar en Texas, Florida, California, Washington y otros lugares.

Funcionarios federales y estatales están muy preocupados que el sistema 911 de la nación se haya vuelto vulnerable a los hackers y que fácilmente podría ser derribado a través de estos medios. Por suerte, el ataque no se ha relacionado con ningún públicamente conocidos muertos o heridos graves.

“Esta situación causa que el sistema no sea confiable y las personas se sientan que no pueden contar con las autoridades del gobierno,” junior Paula Martinez dijo.

NBC
Las autoridades están buscando una manera de mejorar el sistema.

Este sistema 911 se basa en la redundancia, lo que significa que los call centers que se toman fuera de servicio por un ataque de hacking pueden trabajar alrededor de la interrupción al apagar el sistema de despacho asistido por computadora y compartir información persona a persona, o mediante el envío de llamadas a un Centro. Pero dependiendo del tipo de ataque y recursos de un 911 centro, esos trastornos pueden hacer más difícil para la gente llegar a alguien en caso de emergencia. Una investigación de julio de 2017 por noticias de Scripps en las vulnerabilidades de 911 sistemas señaló el caso de un muchacho de 6 seis meses en Dallas que murió después de llamadas al 911 de su niñera que se demoraron durante un aparente ataque de denegación de servicio.

Otro problema con el sistema 911 actual es que no acomoda las formas en las que personas se comunican en el mundo moderno ─ a través de textos, fotos, vídeos, etcétera. Es por eso que la industria 911 está presionando a las compañías de telecomunicaciones y gobiernos estatales y locales a adoptar lo que llaman próxima generación 911, que permite llamadores enviar datos a través de la internet y telecomunicaciones aprobados.

Este es un problema que podría tener graves repercusiones en el futuro, ya que muchas personas dependen su vida en este sistema. Si los centros de 911 continúan siendo afectados es posible que los daños sean irremediables. Los centros de 911 deben tomar estos últimos sucesos como una llamada de atención para que se tome acción con respecto a la seguridad del sistema.