Farmaceuta Hecho Filántropo: Phillip Frost

Farmaceuta+Hecho+Fil%C3%A1ntropo%3A+Phillip+Frost

Ana Cápiro, Spanish Editor

http://www.miamiinfocus.com/photo_gallery/um-frost.html
Vista nocturna de Escuela Frost de Música de la Universidad de Miami.

Donde quiera que mires en la ciudad de Miami aparece el nombre Frost. En la escuela de música de la Universidad de Miami, en el Museo de Arte de FIU y el recién inaugurado Museo de Ciencias,  respaldando estos centros de arte, cultura y conocimiento está Phillip Frost.

Queremos hacer Miami un centro de tecnología y ciencias. Cuando llegamos, las personas veían a Miami como todo lo contrario. Pensamos que empieza con la educación. ”

— Phillip Frost

Nacido en el sur de Philadelphia Frost llegó a Miami después de graduarse de dermatólogo y para trabajar como profesor en la facultad de dermatología de la Universidad de Miami. Un instrumento para facilitar el procedimiento de las biopsias creado por Frost catapultó su carrera en el campo de la medicina y lo llevó a comprar la compañía Key Pharmaceuticals. Durante su tiempo en la compañía, contribuyó a crear un medicamento diseñado para tratar asma llamado Theo-Dur que se convirtió en el más vendido en el país. En el año 1986, a los 50 años, Phillip Frost ya se encontraba entre las 400 personas más ricas de Estados Unidos.

Hoy en día Phillip Frost se ubica en el puesto 184 entre los más ricos del país. A sus 81 años,
dueño de OPKO, un negocio que se dedica a comprar compañías de desarollo de medicamentos y diagnósticos e invierte en tecnología  para equipos médicos.

http://www.southflorida.com
Vista de una de las exposiciones en el Phillip & Patricia Frost Museum.

El interés en incentivar una cultura de investigación científica  en la ciudad de Miami ha sido lo que ha motivado a Phillip y su esposa Patricia. El desafío se ha cumplido con creces, la Escuela Frost de Música de la Universidad de Miami fue construida gracias a una donación de 33 millones de dólares, así como el Museo Phillip y Patricia Frost de Ciencias, al que aportaron 45 millones.

La labor filantrópica de la familia Frost no solo se ha limitado a las instituciones culturales y educativas. También han contribuido con millones de dólares en la creación de becas para estudiantes de la Florida en carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas en Oxford.