“Selena la Serie:” Una Representación Mediocre de una Artista Fenomenal

La+nueva+serie+de+Netflix%2C+%22Selena%3A+la+Serie%22+sigue+la+carrera+de+la+cantante+tejana%2C+Selena+Quintanilla.

Leidi-Di Salcedo-Urena

La nueva serie de Netflix, “Selena: la Serie” sigue la carrera de la cantante tejana, Selena Quintanilla.

Creador: Moises Zamora

Fecha de lanzamiento: 4 de diciembre del 2020

Clasificación MPAA: PG-13

Protagonizada por: Madison Taylor Baez (Selena cuando joven), Christian Serratos (Selena), Naomi Gonzalez (Suzette Quintanilla), Ricardo Antonio Chavarria (Abraham Quintanilla), Gabriel Chavarria (A.B. Quintanilla), Seidy Lopez (Marcella Quintanilla).

Clasificación: C +

“Selena: La Serie,” el esperado espectáculo de la querida Selena Quintanilla, una artista mexicoamericana que antes de su muerte capturó los corazones y las mentes de muchos. Muchos esperaban que esta serie iba a representar todo el honor que Selena dejó, pero definitivamente no cumplió con las expectativas.  No fue … atroz, apenas fue adecuado. Desde restarle importancia a los momentos fundamentales y borrar a Selena de su propia historia. Hay muchas cosas en las que este programa se equivocó y cada vez que hicieron algo bien, fue muy débil.

Para un programa titulado “Selena: la Serie,” la primera parte la protagonista prácticamente no salió en las escenas. Esta temporada fue más sobre AB y Abraham, su hermano y padre. No hay nada de malo en presentar a los otros miembros de la familia Quintanilla, y puede ser muy revelador, pero la simple verdad del asunto es que Selena fue tratada como un personaje secundario en un programa que lleva su nombre. En comparación con la película del mismo nombre, estrenada en 1997, “Selena,” el programa está desorganizado y desordenado.

“Creo que los directores deberían intentar retratar las vidas de las personas en las que basan las películas con la mayor precisión posible, para que puedan honrar el impacto que dejaron en el mundo,” dijo la estudiante de primer año Carolina Castro.

Además, la vida de Quintanilla no fue todo glamour y brillo, especialmente al principio. El programa tiene la intención de mostrar la verdad y las dificultades, pero en partes que muestran las dificultades se apresuraron. La infancia de Selena, AB y Suzette abarcó el gran total de 1 episodio en una temporada de 9 episodios, mientras que cosas como ir de gira tenían al menos 1.5 episodios dedicados a ellos. Sin embargo, es importante mencionar que cada vez que ocurrían estas tribulaciones, Abraham, su padre, siempre tenía alguna cita inspiradora que decir. Y si bien podría haber salido un poco cursi, pero era simplemente adorable y mostraba que, a pesar de ser estricto, todavía tenía corazón, se preocupaba profundamente por sus hijos y los cuidaba de la mejor manera que podía. En las entrevistas, sus hijos lo describen así, por lo que su personaje estaba muy bien escrito.

“Por lo general, apreció cuando la audiencia ve las dificultades que enfrentan las celebridades en los programas biográficos porque todos conocemos su éxito, por lo que es mucho más interesante ver cómo llegaron allí,” dijo la estudiante de primer año Steffi Sarmiento-Mena.

Sin embargo, hay algunas partes que me gustaron. Por ejemplo, en algunas escenas, los editores hicieron que la escena se pareciera a la calidad de una cámara de película de los 80. También hubo algunos puntos en los que la transición de calidad era casi invisible. Fue sutil, pero muy efectivo y agregó mucho a la cinematografía. El guardarropa, los peinados y la elección de la música estaban muy bien arreglados y pensados. Lograron capturar a través de la pantalla la moda innovadora y excéntrica que se vio a finales de los 70 y 80. Además, la actriz que interpretó a Selena, Christian Serratos, hizo un trabajo asombroso al interpretarla. Aunque, en esta parte, Selena fue tratada como un personaje secundario, su personalidad aún atrae la atención del espectador. Siempre que hablaba, todos los ojos estaban puestos en Selena, incluso si el foco principal de la escena era una telecaster o una conversación entre AB y Abraham.

En general, no fue una decepción total, pero definitivamente podría haber sido más fuerte. Podrías ver la película de dos horas y obtener una comprensión más profunda de la vida de Selena que la que obtendrías con “Selena: la Serie.” Netflix debería mostrar más en la segunda parte. Más del supuesto personaje principal, más de las penurias, más de la familia y sus dinámicas relaciones. Ah, y más citas inspiradoras de papá.